Tolosa - Zegama

TOLOSA

Esta tercera etapa dejará en la retina del peregrino fantásticas vistas y panorámicas del valle. Además, no encontrará en cualquiera de las otras venideras, tantas villas históricas juntas en un número tan escaso de kilómetros como en ésta: Tolosa, una isla amurallada situada en el centro del río Oria, Ordizia, con más de 700 años de historia conserva estructuras del medievo y Segura, con su excelente catedral gótica. Los mercados al paso del peregrino mostrarán productos gastronómicos tradicionales y típicos, de gran calidad, con indicación geográfica, como es el queso de Idiazabal.El barrio de San Esteban es, sin duda, uno de los puntos históricos más importantes de esta población vascuence. Restos de instrumentos y tallas de sílex vislumbraron el asentamiento humano de un grupo de cazadores y recolectores de frutos que estuvo afincado hace 9.000 años. Cruzar las calles de Tolosa será un paseo a merced de la historia gracias a los diversos monumentos que alberga. Destacan, entre los eclesiásticos, el convento de San Francisco o el de Santa Clara, fechados en los siglos XVII y XVIII respectivamente, y la Iglesia de Santa María, caracterizada por su variante del gótico: el gótico-vasco pero que muestra elementos fusionados del románico y neoclásico. El Palacio de Aramburu, s. XVII, se presenta como prototipo del barroco vasco, y el estilo renacentista asoma en una construcción del s. XVI, el Palacio de Atodo, con llamativos balcones y vanos figurados mediante arcos. Si el peregrino gusta de probar gastronomía típica, las alubias de Tolosa son, sin duda, una de las especialidades de la zona. De postre, ¿qué tal unas tejas y cigarrillos de Tolosa y los xaxus?

ZEGAMA

Esta aldea de 1.454 habitantes pertenece a la comarca del Goyerri. Sus extensos pastos favorecieron el asentamiento de poblaciones ganaderas en la prehistoria, que dejaron túmulos y dólmenes como testigos de ritos funerarios propios de aquellas comunidades. Zegama rezuma de historia. Su ubicación dentro del recorrido del Camino de Santiago propició que, en el año 1503, Julio II le diera a la ermita Sancti Spiritu el título de priorato. Además, y como Patrimonio Cultural, se levantan por sus travesías, diversas edificaciones, como el Túnel de San Adrián, cuya cueva del mismo nombre es y fue “hogar de viento y protección” para los peregrinos. Si el viajero se decide a transitar sus calles, hallará edificios destacables como la casa de Kapitaletxea o la Casa Torre de Ugarte y Aitamarren, la más antigua del pueblo.

Itinerario

Partimos esta tercera etapa desde la iglesia de Santa María, la cual dejamos a la izquierda y nos dirigimos a la plaza donde se encuentra el Ayuntamiento de Tolosa. Ahora no cruzamos el puente sobre el Oria sino que continuamos por Zerkausia Kalea hasta llegar a la plazoleta donde se encuentra el portal de Castilla y la antigua sede de la Diputación Foral. Giramos a mano izquierda para atravesar un pasadizo que sale junto al Oria. Continuamos por la margen del río y utilizamos el segundo puente que encontremos en el camino para atravesarlo y pasar cambiar de orilla para tener el cauce del río a nuestra derecha. Junto al río, avanzamos por el paseo Lurramendi, lleno de casas adosadas y que brinda un carril bici. Lo utilizamos y al terminar, cruzamos de nuevo el rio Oria por un puente peatonal y continuamos por un carril bici y peatonal (bidegorri) que conduce hasta Alegia. Pasamos junto al Ayuntamiento y la iglesia de San Juan Bautista (Km 6,7). Según salimos de Alegia, tomamos el bidegorri, pegado al asfalto de la GI-2131. Esta vía sigue el curso del río Oria y a través de ella vamos reduciendo la distancia que nos separa del centro de Ikaztegieta (Km. 9). Pasado el poblado, a la salida, volvemos a tomar el bidegorri de la GI-2131 continuando hasta Legorreta. Justo antes de llegar al centro de esta ciudad donde se encuentra la Iglesia de San Salvador (Km. 12,6), cruzamos el Oria. Ya nos encontramos en la comarca del Goierri. El corredor que venimos utilizando es la mejor opción si queremos evitar los fuertes desniveles provocados por las montañas que existen en este valle. Nos dirigimos ahora hacia Itsasondo, en donde realizamos la misma operación: tomamos el bidegorri y después el GI-2131. Llegados al centro de Itsasondo ya hemos alcanzado los 15,5 kilómetros de la etapa. A la salida del pueblo cambiamos la GI-2131 y cogemos el desvío por la GI-4761 hacia Ordizia. Pasamos junto a la ermita de San Juan de Letrán, prólogo de Ordizia y accedemos al pueblo mediante la calle Filipineta, llegando a la calle de Urdaneta, que se encuentra de nuevo con el Oria y cede el testigo a Beasain. Debido a la unión de una ciudad con otra, el atravesar Beasain se hace bastante largo. Especial atención hay que prestar al llegar junto al conjunto monumental de Igartza, a la orilla del Oria y reconocible por el puente de piedra, el molino, la ferrería y el palacio. Desde junio de 2011 los Amigos del Camino de Santiago de Guipúzcoa están gestionando un albergue de peregrinos en este punto y ya es posible dividir esta dura etapa (Km 20,6). En el segundo tramo de la etapa cruzamos el puente sobre el Oria y evitamos la N-1 sobre una pasarela, para coger, más arriba, una carretera rural que nos llevará junto al caserío Altamira (Km 21,7). En este punto nos desviamos por el camino de la derecha para sobrepasar el caserío Garitain y culminar así la subida a Olaberria (Km 23,8). Atravesamos el pueblo y justo a la salida, junto a la carretera, cogemos un camino a mano izquierda que nos lleva al caserío Aldasoro. Una señal marca 3,3 kilómetros hasta Idiazabal. Por un camino rural asfaltado llegaremos hasta la imponente casa señorial de Oiarbide (Km 25,9). Nos encontraremos, más tarde, una fuente con una inscripción en euskera y más abajo el pequeño núcleo de Nafarrasagasti, punto en el que giramos a la izquierda por un camino que nos conduce hasta un arroyo y nos descubre la calzada Artsugarats. Ésta nos acerca al caserío Antia y el Santuario de Gurutzeta. A escasos metros, y siguiendo un desvío previamente señalizado, bajamos por la calzada de Uzkanga. Hay que descender con precaución porque el desnivel es más parecido a una escalera que a una rampa. Llegamos a Idiazabal, frente a la iglesia de San Miguel, y giramos a la izquierda. Tras el humilladero tomamos la primera de la derecha, cruzamos una regata y, durante una cuesta pronunciada, atravesamos la A-1 por un paso subterráneo para llegar al mirador de Lobio, excelente atalaya sobre Idiazabal (Km 28,5). Tras varios desvíos, y después de retomar la marcha por el camino, vamos a dar con una glorieta de la GI-2637. Dada la ausencia de señalización, continuamos a la izquierda por el bidegorri de esta carretera hasta la misma villa de Segura (Km 31,2). Por el flanco occidental llegamos al portal de Zerain, el mejor conservado de la histórica villa amurallada, y bajamos hasta el puente Zubiaundi, sobre el río Oria. Cruzamos la carretera y subimos hasta Zerain (Km 33). Existe la posibilidad de avanzar directamente a Zegama, sin pasar por Zerain, por el bidegorri.

Trackback from your site.


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Se el primero en valorar!)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.