Fromista - Carrión de los Condes

Fromista

Fromista será el inicio de una nueva etapa que nos llevará hasta Carrión de los Condes, en lo que serán casi 20 kilómetros de prácticamente planicie atravesando una jornada más la meseta de Castilla.Si vas a pasar una jornada en el pueblo no te puedes ir sin visitar sus iglesias de San Martín, San Pedro y Santa María del Castillo, las cuales conservan toda su identidad medieval y poseen un gran valor artístico tanto en el exterior como en el interior del edificio.Frómista es un buen sitio para pasar la noche, ya que dispone de todo tipo de servicios con varios albergues para elegir.Lo que nos depara a continuación es una etapa de largos andaderos con muy pocos cruces por donde el paisaje monótono nos acompañará con sus campos verdes y amarronados. Atravesaremos varias poblaciones y llegaremos finalmente a Carrión de los Condes.

Carrión de los Condes

Durante la Alta Edad Media, Carrión de los Condes fue una de las ciudades más importantes de los reinos cristianos y en ella se celebraron cortes y sínodos.Surgió como un gran asentamiento feudal de la familia Beni-Gómez, rivales del Cid, y fue una población de destacada importancia en Castilla, con una próspera economía en la época medieval y con una gran población (llegó a tener 12.000 habitantes, lo que suponía ser una gran urbe en la antigüedad). No obstante, en la actualidad posee bastantes menos, algo más de 2.000, y es un ejemplo de los típicos municipios castellanos donde la paz y la tranquilidad reinan continuamente.La parada obligada en esta población es su iglesia de Santiago, que tiene una gran fachada llena de figuras con una gran imagen del Pantocrator que impacta la primera vez que es vista. El interior también está perfectamente conservado y tiene varios retablos interesantes para ver.Además, también podemos encontrar aquí el monasterio de San Zoilo, que ahora es una hospedería de lujo pero conserva el claustro renacentista que es digno de ver. En Carrión de los condes encontraremos todo tipo de servicios para poder descansar y afrontar la próxima etapa

Itinerario

Saldremos de Frómista sorteando varias rotondas y tomaremos de nuevo un andadero al lado de la carretera. Aquí tendremos que avanzar prácticamente en línea recta hasta Población de Campos, donde podremos realizar alguna breve parada antes de cruzar el río Ucieza. Después continuaremos por el andadero hasta Revenga de Campos, siguiendo la carretera que la atraviesa y volveremos a seguir todo recto hasta Villalcázar de Sirga.En este municipio tendremos varias cosas muy interesantes que ver, como su iglesia templaria Santa María la Blanca, mezcla de románico y gótico por haber sido construida en plena época de transición. Su Pantocrátor de evangelistas y apóstoles está conservado con toda su belleza intacta. Además, si esperas al atardecer las luces tiñen a la iglesia de un color muy característico, con un dorado de gran belleza.Para abandonar Villalcázar de Sirga y poner rumbo a Carrión de los Condes deberemos de tomar de nuevo nuestro andadero, para recorrerlo sin desviaciones durante algo menos de seis kilómetros más. Encontraremos alguna que otra cuesta más, pero ninguna nada pronunciada.Otra etapa más, será aconsejable no realizar el último trayecto en las horas de más calor, porque podremos tener un desgaste extra que no nos conviene para nada.Por último, llegaremos a la orilla del río Carrión, y unos escasos metros más adelante nos estará esperando nuestro final de etapa en la antigua fortaleza y ciudad amurallada de Carrión de los Condes.Aquí podremos descansar con todas las comodidades para afrontar la siguiente etapa con las pilas recargadas, la cual se prevee algo más dura que las dos anteriores.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Se el primero en valorar!)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.