Astorga - Rabanal del Camino

Astorga

Pasar el día en Astorga es para no desaprovecharlo, ya que tiene muchísimo patrimonio de gran belleza por ver y descubrir, de distintas épocas y procedencias, una fuente de gran valor en cuanto a riqueza histórica y cultural.El magnífico Palacio Episcopal creado por Gaudí, con ese estilo neogótico tan característico es uno de los monumentos más impactantes que veremos a lo largo del camino, no ya por sus dimensiones, sino por su originalidad y belleza, equiparable al de las grandes Catedrales.Pero Astorga tiene mucho más, y perder el día en ella supone descubrir la gran fachada de su Ayuntamiento, la Catedral de Santa María que combina elementos góticos, renacentistas y barrocos con una presencia realmente formidable, o también podremos ver muchas otras obras como la Iglesia de San Andrés, el Hastial de la Iglesia de San Bartolomé, o la Iglesia de San Francisco.Además cuenta con un importante patrimonio arqueológico de la época romana, de donde vienen los orígenes de esta población.Descansar aquí es un placer ya que podremos visitar todo esto en un entorno muy jacobeo, con excelentes albergues y todos los servicios que necesitemos, un gran ambiente para hacer una parada que nos recargue las pilas.En esta etapa dejaremos de ir en terreno llano y comenzaremos a ascender, aunque de manera muy progresiva e imperceptible para nuestras piernas. Será en la siguiente etapa cuando se endurecerán algo las condiciones.

Rabanal del Camino

Rabanal del Camino tiene una gran importancia Jacobea desde la época medieval, ya que desde entonces muchos peregrinos se quedaban a pasar las noches en él y los templarios de Ponferrada bajaban a defenderlos para que atravesaran los Montes de León sin sobresaltos. Este pueblo, de hecho, esta incluido en el Codice Calixtinus, la primera guía del Camino de Santiago.Entre sus casones de piedra, los cuales suelen conservarse en un gran estado, podemos encontrar también la iglesia parroquial, puramente románica, lo cual no es frecuente por estas zonas.Actualmente la villa tiene muy pocos habitantes, y su gran reclamo aparte de su estética medieval es su gastronomía, ya que puedes encontrar sitios donde comer uno de los mejores cocidos maragatos, ya que históricamente Rabanal ha sido considerado un pueblo maragato y ha conservado en esta característica la tradición.Aquí encontraremos varios albergues para dormir cómodamente, algunas tiendas y las famosas posadas donde comer el cocido maragato.

Itinerario

Como suele ocurrir en las ciudades, tendremos que callejear bastante por zonas urbanas para conseguir salir de Astorga. Tendremos que dejar atrás el Palacio Episcopal y la catedral, para pasar la calle Portería y doblar a la derecha hasta la calle San Pedro. Cruzando la calle tendremos que ir en dirección Castrillo de Ppolvazares y tomar un paseo paralelo a la LE-142.Por fin saldremos de Astorga y bajaremos hasta llegar a la altura de Valdeviejas. Dejaremos atrás la ermita del Ecce Homo y salvaremos la autovía A-6 por un paso elevado. Ahora tomaremos un nuevo andadero junto a la LE-142, que nos conducirá hasta Murias de Rechivaldo. Entraremos a la población cruzando de nuevo el río Jerga, y nos encontraremos con la parroquia de San Esteban, del siglo XVIII. Tomaremos una calle lateral y abandonaremos la villa por una pista de pequeñas piedras que supone una recta de varios kilómetros, finalizada en la LE-142, la cual habrá que cruzar.Cogeremos un nuevo andadero, esta vez junto a la LE—CV-192, y andaremos en ligera pendiente hasta Santa Catalina de Somoza. Se trata de un pueblo de arrieros, con casas de piedra gruesa, donde hay varios albergues donde poder descansar en su bar. Tendremos que cruzar esta población por todo su centro para poner el rumbo hacia El Ganso por el andadero que hemos dejado anteriormente.En el Ganso encontraremos unos cuantos Bares y la Iglesia de Santiago, y al poco de pasarlo volveremos al andadero, que al final nos irá echando poco a poco hacia el asfalto del arcén. Cuando lleguemos al río de Rabanal Viejo deberemos abandonar la carretera para pasar por una senda que sube entre un rebollar. Veremos al pasar el roble del peregrino, que fue derribado recientemente por el viento y ya no queda mucho de él.Pasaremos por la ermita del Cristo de la Vera Cruz para entrar en Rabanal del Camino tras poco más de veinte kilómetros de recorrido, donde encontraremos hasta cuatro albergues donde poder hacer la noche y descansar.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Se el primero en valorar!)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.