La Puebla de Arganzón - Haro

LA PUEBLA DE ARGANZÓN

La penúltima etapa del Camino del Interior deja atrás Treviño, en Burgos, y entra de nuevo en Álava a través de sinuosas parcelas con plantaciones de viñas, legumbres, cereales y hortalizas, entre las que sobresalen la remolacha azucarada y la patata. Armentia, Gometxa, Subijana de Ávila, Villanueva de la Oca son algunos de los pueblos que se atraviesa en el transcurso de esta etapa. Destacan porque sus núcleos de población no superan los 1.000 habitantes, acogiendo Villanueva de la Oca a tan solo 8 vecinos. Transcurrida más de la mitad de la etapa, hace acto de presencia el río Ebro y los campos se cubren de viñedos que vaticinan la llegada de una tierra rica en vinos con denominación de origen: La Rioja.Puebla de Arganzón, de origen medieval aunque con yacimientos enterrados pertenecientes al primitivo poblado prerromano, se establece en grandes extensiones de tierras cultivables, irrigadas por el río Zadorra, sobre un terreno llano, de fácil recorrido.Multitud de peregrinos pasan cada día por los restos de calzada romana y desde hace años, paran en los templos que se encuentran a su paso y en los caminos colindantes. Desde principios de este año, los peregrinos cuentan con un albergue donde descansar en su camino hacia Santiago de Compostela.La penúltima etapa del Camino del Interior deja atrás Treviño, en Burgos, y entra de nuevo en Álava a través de sinuosas parcelas con plantaciones de viñas, legumbres, cereales y hortalizas, entre las que sobresalen la remolacha azucarada y la patata.Armentia, Gometxa, Subijana de Ávila, Villanueva de la Oca son algunos de los pueblos que se atraviesa en el transcurso de esta etapa. Destacan porque sus núcleos de población no superan los 1.000 habitantes, acogiendo Villanueva de la Oca a tan solo 8 vecinos.Transcurrida más de la mitad de la etapa, hace acto de presencia el río Ebro y los campos se cubren de viñedos que vaticinan la llegada de una tierra rica en vinos con denominación de origen: La Rioja.Puebla de Arganzón, de origen medieval aunque con yacimientos enterrados pertenecientes al primitivo poblado prerromano, se establece en grandes extensiones de tierras cultivables, irrigadas por el río Zadorra, sobre un terreno llano, de fácil recorrido.Multitud de peregrinos pasan cada día por los restos de calzada romana y desde hace años, paran en los templos que se encuentran a su paso y en los caminos colindantes. Desde principios de este año, los peregrinos cuentan con un albergue donde descansar en su camino hacia Santiago de Compostela.

Haro

Situado al noroeste de La Rioja, esta población de unos 12.000 habitantes limita con Álava por el Ebro al Este y con la provincia de Burgos por los Montes Obarenes al Norte.En 1975, se declara a su casco antiguo Conjunto Histórico-Artístico, el cual permaneció totalmente amurallado antiguamente y al que daban acceso tres puertas: la puerta de San Bernardo, la Puerta de Santa Bárbara y la Puerta de Santo Tomás, que hoy ya no existe.Su gastronomía destaca por la utilización de muchos productos de huerta con los que elaboran platos como la menestra de verduras, las patatas con chorizo o la sopa de ajo. Las carnes son también típicas: criadillas, codero y asadurías, que en temporada estival permiten la degustación de chorizo, chuletillas al sarmiento y morcilla.Las bodegas de vino son algunas legendarias, e incluso centenarias, otorgándole una denominación de origen y distinguida por su excelente calidad.

Itinerario

Comenzamos la séptima etapa desde de la calle Santiago. Dejamos, a mano izquierda, la plaza Mayor y la iglesia gótica de la Nuestra Señora de la Asunción. Dejamos también atrás el hospital de San Juan y la ermita de la Virgen de la Antigua. Justo antes de llegar a la urbanización hay que girar a la izquierda para atravesar el puente sobre las vías del tren. Tras él, tomamos carretera secundaria de la A-1, a la derecha, que marca Burgueta, Pangua y Manzanos. Es de un único sentido y con escaso tráfico. Avanza paralela al ferrocarril. Caminamos por ella hasta la gasolinera y el restaurante Burgueta, y en la glorieta continuamos hacia la izquierda. Seguidamente, y tras el paso bajo de la A-1, giramos a la derecha por un camino paralelo a la autopista que lleva hasta una carretera y que nos llevará, a su vez, hasta Burgueta (Km 4).Ya en Burgueta, descubrimos la parroquia de San Martín. Al llegar a una fuente giramos a la derecha y cogemos un camino que nos llevará fuera del pueblo. De nuevo, en Álava, nos reencontramos con la señalización del Gobierno Vasco. Rodeados de tierras de labranza, llegamos a un cruce de caminos, por el que seguimos de frente y descendemos hacia Estavillo (Km 6,4). Llegados a este punto, es importante prestar suma atención y salir de la carretera por la izquierda - no está bien indicado - hasta una señal y un cartel cercanos que se ven a simple vista. Deberemos continuar de frente, atendiendo a la indicación Camino de Santiago por la Rioja y tomando como referencia el peaje de la AP-1.Nos encaminamos hacia el peaje de la AP-1 por un camino agrícola que dejamos a mano derecha. Kilómetro y medio más allá, cruzamos la carretera secundaria A-4105 y nos encontramos con una pendiente del alto de Lezana, coronada con un repetidor de telefonía (Km 9,4).Una vez descendido, el dibujo del camino sigue ondas que marcan los límites de las parcelas de cereal y remolacha azucarera. Más adelante, a lo lejos y tras la fila de árboles que guardan el recorrido del río Ayuda, se divisa la torre de la iglesia de Berantevilla.Dejamos esta localidad alavesa a mano izquierda (Km 12) una vez pasado el río y cruzamos la carretera junto a un crucero de piedra y forja. Una vez pasado el cementerio, giramos a la izquierda por un nuevo camino de subida. Tras un giro a la izquierda, comienza la parte más dura.Alcanzamos el alto en un claro donde crecen árboles frutales (Km 14). Zambrana está muy cerca de nosotros y, tras la bajada e ignorando el aviso de una flecha amarilla descolorida de girar a la derecha, bordeamos el cementerio y nos dirigimos hacia la iglesia de Santa Lucía, donde nos sellan la credencial (Km 15,3).Continuamos por la calle Juan de Lazcano y salimos de Zambrana por un camino asfaltado donde nos despide otro crucero de piedra y forja (este tramo del Camino Vasco del Interior coincide con el del Camino del Ebro GR-99) Tras atravesar una carretera comarcal, el camino se convierte en parcelaria y ochocientos metros más allá, llegamos junto a las ruinas de la Venta del Río o del Molino, a orillas del río Inglares.Llegamos rápido al arcén de la N-124 (Km 17,2) y continuamos por ella. Tras casi dos kilómetros de arcén la dejamos junto a las instalaciones de una antigua Yesería que dispone de una torre octogonal. Campos de vides se descuelgan por las laderas y anuncian que estamos próximos a La Rioja. Un camino con altibajos nos lleva a rodear Salinillas de Buradón, el último pueblo alavés del Camino.Dejamos Salinillas de Buradón por un camino en tendido ascenso, a la derecha del alto de San Cristóbal y coincidente aún con el trayecto del GR-99. Dos kilómetros envueltos por un tupido matorral mediterráneo llevan hasta elportillo de la Lobera. En primer término sobresale Briñas, algo más allá Haro y como telón de fondo la sierra de la Demanda. El descenso evita una fuerte pendiente y llega hasta una zona sembrada de viñedos. Una señal metálica que muestra el itinerario del Camino Vasco de aquí a Santo Domingo de la Calzada, establece el límite entre las provincias de Álava y La Rioja (Km 25).A partir de aquí, dos caminos: el de la izquierda que baja directamente a Briñas; y el de la derecha, más largo y que coincide con el GR-99, pero que da un pequeño rodeo y entra en Briñas. Se ve una glorieta de la N-124 y el hotel Portal de La Rioja. Ambas son válidas.Una vez en Briñas (26,4), pasamos bajo la torre de la iglesia de la Concepción y continuamos por la calle Solana hasta el camino asfaltado que avanza paralelo al Ebro. Llegamos al puente medieval de Briñas (Km 28), que cruzamos para seguir por camino asfaltado hasta la entrada de Haro. Continuando por la avenida de Vizcaya nos encontramos con un paso bajo las vías de ferrocarril. Seguimos hacia centro de la ciudad por la avenida de la Costa del Vino. Cruzamos el río Tirón para ascender por la calle de Navarra hasta llegar a la plaza de la Paz. Nada más llegar – podéis ver conchas en el suelo - giramos a la derecha junto al café Suizo y de nuevo otra vez a la derecha por la calle de la Vega.Dejamos atrás la basílica de Nuestra Señora de la Vega, patrona de Haro, y continuamos por la izquierda hacia la calle Castañares de Rioja hasta llegar a una glorieta. Seguimo de frente y nos adentramos en la plaza Bartolomé Cossio. Giramos de nuevo a la izquierda hacia la avenida Juan Carlos I, donde nos encontramos con el albergue de peregrinos (Km 31).

Trackback from your site.


1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Se el primero en valorar!)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.