Los Arcos - Logroño

Los Arcos

Este pueblo, situado a la vera de un antiguo yacimiento arqueológico de una ciudad vascona, alberga vestigios de todo tipo de épocas pretéritas, desde su iglesia de Santa María del siglo XII hasta el propio yacimiento vascón de nombre Curnonium que data de la Edad de Bronce. Un buen lugar para recorrer sus calles llenas de historia, donde entre cada edificio podremos ver saltos de siglos de diferencia pese a estar pegados.Si tuviéramos que destacar algo de este pueblo, sería el interior de su iglesia. No te conformes con ver su fachada y entra aunque sea un momento para admirar la nave con múltiples capillas.De Los Arcos tendremos que salir en dirección a Sansol, en lo que será una etapa bastante similar a la anterior: larga, con un inicio exigente con tramos “rompepiernas”, pero que va siendo más fácil a medida que avanzamos y la pendiente se hace más favorable.

Logroño

En esta etapa abandonaremos Navarra y nos adentraremos en La Rioja finalizando en su pleno centro, Logroño, la capital de provincia y eje económico y cultural.Logroño nació en el siglo X tras las primeras peregrinaciones cuando se comenzaron los asentamientos en las orillas del río y se creó finalmente la población. Se trata de una ciudad con mucha historia peregrina, y prueba de ello son los albergues que podemos encontrar en ella.Logroño tiene un paso obligado justo antes de llegar a la ciudad en el Puente sobre el Ebro, el río más caudaloso de España y que impresionará a los que todavía no lo hayan visto nunca.Una vez en la ciudad el gran atractivo reside en su Catedral y Casco Antiguo. La construcción de la catedral data del siglo XVI, aunque ha sufrido numerosas remodelaciones a lo largo de los siglos. Su estilo es rococó, y consta de tres naves y unas imponentes torres gemelas que se aprecian en toda su magnitud desde la fachada. El CascoAntiguo de la ciudad está en torno a la Catedral, y actualmente se ha constituido como una de las zonas de moda de Logroño, con una gran actividad nocturna. Además, sus casas y edificios están continuamente en remodelación y la arquitectura del barrio es realmente atractiva.En la ciudad tendremos turismo, buena gastronomía y buenos albergues para descansar y reponer fuerzas de cara a las próximas etapas.

Itinerario

Saldremos por el portal de Castilla en Los Arcos, y pondremos dirección a Sansol cruzando el río Odrón. Aquí habrá que realizar varios cambios de dirección, pero tranquilos, que esta parte está perfectamente señalizada, y seguiremos nuestro camino por una senda junto a la N-111 y después cambiaremos a otra tras 3 kilómetros para alcanzar la carretera de Sansol. Aquí encontraremos la iglesia de San Zoilo, de origen gótico del siglo XIV. Una vez llegados a este pueblo, Torres del Río estará a la vista saliendo por las afueras guiados por un descenso. Tras superar sus angostas calles, pasaremos junto a la bella Iglesia del Santo Sepulcro, la cual conserva todas las características que definen las obras románicas con una presencia imponente.Al salir de Torres del Río tendremos que superar unos 100 metros de desnivel en bastante pocos kilómetros, aunque la dificultad real aquí es el estado de las sendas, que hacen exigente este recorrido.Tras cruzar la NA-111 llegaremos a la ermita de la Virgen del Poyo, y volveremos a tomar un camino para llegar a la carretera de Bargota. A partir de aquí veremos varios toboganes por los que descenderemos durante bastantes kilómetros.Siguiendo las indicaciones por las sendas llegaremos hasta la entrada de Viana. En esta población destaca su centro histórico con el Ayuntamiento y la Iglesia de Santa María de gran tamaño y una estética renacentista preciosa, también muy recomendable de ver por dentro. Tras haber estado casi 10 kilómetros sin poblaciones, aquí encontrarás todos los servicios para reponer fuerzas.Abandonaremos Viana y pasaremos por la ermita de la Virgen de Cuevas tras tres kilómetros sorteando carreteras y caminos. Después tomaremos dirección, tras cruzar muchos campos de cultivo, hacia el Observatorio El Bordón, y tras cruzar varios pinares y la carretera secundaria que nos encontraremos estaremos en la papelera del Ebro, el límite entre Rioja y Navarra.Aquí tendremos que seguir por un andadero aproximadamente unos 4 kilómetros más, hasta llegar al puente de piedra sobre el Ebro que nos dará la bienvenida a Logroño, donde podremos descansar en sus albergues y disfrutar de su mucha historia en las calles.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
(Se el primero en valorar!)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.